Centro Histórico de Calpe

Calpe es un municipio rodeado de cultura cuyo casco antiguo, pequeño pero coqueto, tiene un sinfín de cosas que descubrir.

Y es que, gracias a su estratégica situación, Calpe ha sido un territorio de paso donde a lo largo de la historia se han asentado numerosas civilizaciones y ello se ve reflejado en los restos arquitectónicos de la ciudad.

El centro histórico de Calpe esconde pequeñas pero bastantes cosas que ver. Una curiosidad, por ejemplo, se encuentra en la plaza principal y es que la torre de la antigua iglesia construida en el siglo XV se ve inmersa en una nueva construcción de un estilo moderno creando un conjunto parroquial bastante singular.

Otros enclaves bellos son la Plaza de los Marineros, el Torreón de la Peça datado en el siglo XIV; los variopintos museos como el del cómic, el de coleccionismo, exposiciones itinerantes... y como no, los singulares edificios de Ricardo Bofill con las maravillosas panorámicas de la costa calpina.

Uno de los placeres en los días de verano es simplemente pasear mientras se disfruta de un helado artesano por sus empedradas callejuelas que combinan tradición y creatividad, llenas de color con sus trampantojos que engañan a la vista y balconadas repletas de flores.

Tipo BARRIO

Entradas relacionadas

Visit Altea - Vistas de la Iglesia y el casco antiguo de Altea.

Casco Antiguo Altea

Callejuelas tranquilas y estrechas, casas blancas que en su tiempo estuvieron protegidas por una sólida muralla, una iglesia imponente con sus características cúpulas azules y unas vistas impresionantes de la costa donde a lo lejos apreciamos el Peñón de Ifach de Calpe.