del 13-jul-2018 al 21-jul-2018

Moros y cristianos de Jávea

Buscas una fiesta auténticamente original y que te transporte mágicamente a otros tiempos? No lo dudes y reserva un buen sitio a pie de calle para recrearte la vista con los Moros y Cristianos de Jávea.

Un auténtico pedazo de historia llevada a la realidad. Y es que existen pocos festejos auténticamente populares en España -es decir, organizados por el pueblo llano y al margen de patrocinios comerciales- con tanto colorido y espectacularidad como estos.

Espadas, trabucos, largas capas, caras pintadas con caprichosas formas y motivos, complicados turbantes… La caracterización de los participantes es realmente digna de elogio, especialmente por la cuidada uniformidad, las espectaculares carrozas o los orgullosos caballos de brillantes pelajes que golpean sonoramente las calles.

Las bandas consiguen resultar realmente amenazadoras – especialmente cuando cae la noche y el contraste entre la oscuridad y las luces ayudan a recrear un misterioso ambiente-. El cuidado por el detalle es francamente admirable: por doquier pueden observarse cinturones repujados, babuchas, penachos de plumas, o fantásticos “oros y platas” procedentes de misteriosos tesoros. Aquí y allá los valientes guerreros cristianos enfrentan sus símbolos -las águilas, los leones y las cruces- a las medias lunas y los cuernos de los feroces moriscos, presentes en atavíos y pertrechos.

Los Moros y Cristianos recrean un pasado en el que se entremezclaron épocas de luchas encarnizadas y pacífica convivencia, pasando por períodos de mutuo recelo. Todo el colorido, el boato y la espectacularidad de estas fiestas buscan superar siete largos siglos en los que se sucedieron acontecimientos bélicos, como la invasión musulmana o la posterior reconquista cristiana.

En Jávea estas fiestas tienen lugar durante la tercera semana de julio; a lo largo de estos días se celebran los vistosos desfiles de bandas moras y cristianas, así como el desembarco musulmán o la toma del castillo por los cristianos y la rendición de las tropas moras.

El desfile de gala, conocido como la Filà Capitana de Contrabandistes de Xábia, finaliza con un espectacular castillo de fuegos artificiales que llena de luz y sonido las calles de la localidad alicantina. La fiesta se prolonga –cómo no- hasta altas horas de la noche y en ellas, lejos de la antigua animadversión, las tropas moras y cristianas confraternizan hasta el abrazo.

No lo dudes y lánzate a la calle para viajar al pasado mientras disfrutas de sana diversión, alegría y un auténtico espectáculo de luz, sonido y color.

Eventos relacionados