del 06-jul-2019 al 22-jul-2019

Fiestas Patronales de Moraira

Entre los días 6 y 22 de Julio, Moraira saca a relucir sus mejores galas para celebrar las fiestas patronales en honor a Nuestra Señora de los Desamparados y la Virgen del Carmen.

Verbenas, procesiones, conciertos, ofrendas florales o mascletás, llenan de color y diversión la esperada celebración.

Unas fiestas que evocan con alegría la importancia de los pescadores en las raíces de Moraira, ya que incluyen una procesión marítima, que junto con la procesión floral del día 15 de julio, suponen la guinda y el lait motiv de esta celebración.

El comienzo oficial tiene lugar en honor a la Virgen de los Desamparados -patrona de la Comunidad Valenciana-, donde un volteo general de campanas junto con la entrada de la Murta (donde se esparcen por las calles ramas troceadas de hierbas aromáticas recogidas en el monte, sobre todo mirto), dan paso a la espectacular ofrenda floral que se le rinde a la Virgen. Pasacalles y bandas musicales son los encargados de poner la banda sonora, para concluir con un emotivo canto del himno de Moraira. Las verbenas y las orquestas callejeras son las encargadas de cerrar la programación del día.

La festividad en honor a la Virgen del Carmen, patrona del mar, ocupa las celebraciones del segundo día de fiestas. La tradicional despertá -lanzamiento de petardos a primera hora de la mañana junto con una banda musical-, un gran espectáculo de pólvora (mascletá) seguido de una ceremonia religiosa, y una kilométrica traca de petardos, son el punto de partida de las celebraciones de la jornada.

Momento muy emotivo es la solemne procesión por mar en honor a la Virgen que se sucede después de los actos religiosos y los petardos. Una peculiar procesión a la que suman los barcos de la zona para acompañar a la patrona, junto con los festeros que la honran, y que supone uno de los momento álgidos en donde turistas y vecinos abarrotan las calles para no perderse detalle de los solmenes actos. Las festeras con vestido blanco y mantilla negra se dirigen hasta la embarcación pesquera que portará a la Virgen sobre un lecho de flores, y que será la guía de todos los barcos que salen a adorar a la patrona. Incluso pequeñas barcas a remo, decoradas con coronas de flores, se suman a esta procesión marina. Un momento muy emotivo y especial de las celebraciones.

Al regresar las embarcaciones, las festeras y festeros dirigen a la Virgen del Carmen hasta la parroquia, arropada por los pétalos de rosas que visitantes y vecinos lanzan a su paso. Tras el acto de honra a la Virgen se sucede un impresionante castillo de fuegos artificiales, cuya magnificencia atrae a cientos de personas que quieren ser testigos de tan emblemáticos y bellos actos.

Como novedad durante las fiestas en ediciones anteriores, y en el lado más popular de la conmemoración, el punto final de las celebraciones ha venido de la mano de un acto lleno de originalidad y solidaridad: la gran fiesta Flower Power. Vestidos de los años 60-70 y recordando los ideales de no violencia, Moraira acoge como punto final de sus celebraciones una fiesta hippie en la que los fondos recaudados van destinos a Cáritas… ¡diversión por una buena causa!

Eventos relacionados