Casa Eusebio

Tradición y originalidad en el encantador pueblo de Benissa, donde la gastronomía ya forma parte de sus principales atractivos.

El Restaurante Casa Eusebio se encuentra en Benissa, un restaurante que combina las mejores materias primas con una elaboración atrevida y personal, mezclando tradición y originalidad.

El local, fundado en 2004 por Eusebio y Maribel, es famoso por sus arroces especialmente el “Arroz de Morena” y es que esta singular anguila aporta un sabor único desmarcándose como el plato estrella del restaurante.

Así es Casa Eusebio, siempre que pueden se reinventan con ingredientes nuevos, todo ello sin dejar de lado la parte casera con tapas típicas de la gastronomía alicantina como las “pilotes de putxero” muy queridas por los locales, el “aspencat” una mezcla de verduras del terreno cocinadas lentamente al horno o las clásicas “cocas” que junto a una copa de vino de su extensa vinacoteca harán el aperitivo perfecto.

Cabe señalar que, en muchas ocasiones, Maribel se pone manos a la obra elaborando su propio pan, una excelente base para la famosa tapa mediterránea “pà amb tomaca” o para degustar con un buen “allioli”.

Aunque no todo se queda en una original barra, si lo que uno busca no es el tapeo siempre puede pasar a un agradable salón en el que se ofrece una cocina más elaborada con estupendas carnes o pescados frescos de la lonja.

Del Restaurante Casa Eusebio hay que recalcar el agradable y acogedor ambiente que recuerda al mar y que junto a la cercanía y amabilidad de su equipo hace que uno se sienta como en casa.

Tipo COCINA MEDITERRÁNEA
Precio 25€-30€
Horario LUN-SÁB 13:00-16:00h 19:30-23:00h
Teléfono 96 573 24 10
Dirección AVDA. PAIS VALENCIÀ, 223. BENISSA
Web IR A WEB

Entradas relacionadas

Top villas (23)

Último minuto (40)

Últimos eventos

del 07-jun-2019 al 16-jun-2019
Abahana Villas - Espectáculo con caballos de la reconquista en la playa de Moraira.
Moraira

Moros y Cristianos en Moraira

Una semana de festejos, desfiles de gala, conquistas y reconquistas ponen el punto álgido a las calles de Moraira, coincidiendo con el inicio de la temporada turístico y celebrando uno de los festejos más arraigados en el municipio alicantino: los Moros y Cristianos.