del 16-jul-2018 al 16-jul-2018

Virgen del Carmen en municipios costeros

Casi todos los puertos de la provincia de Alicante celebran el 16 de julio, o en el fin de semana más cercano, la Fiesta a la Virgen del Carmen, patrona de los marineros y del mar.

Lo que confiere un ambiente muy especial a casi todas los pueblos y ciudades a orillas del Mediterráneo es la tradicional procesión marinera, junto con ofrendas de flores al mar, son los puntos más emotivos en honor a la Virgen del Carmen. Emblemáticos actos que podemos presenciar en zonas como Calpe, Dénia, Altea o Jávea.

En la cálida localidad de Calpe es la cofradía de pescadores la encargada de organizar la programación en honor a su Virgen, que se lleva celebrando desde el año 1940, con solemnes actos religiosos y un ambiente de fiesta muy especial. Y es que, son los marineros los encargados de organizan una gran fiesta en honor a su patrona. Una solemne celebración de la Santa Misa, mascletás y gastronomía, se dan de la mano como parte un programa repleto de fiestas y conmemoraciones.

Pero si algo tienen de emocionante y especial las fiestas patronales en Calpe, es el momento de la ofrenda floral a la Santísima Virgen, que tiene lugar en el recinto del puerto pesquero y en la que se invita a familias marineras, y devotos en general, a que se provean de ramos de flores para oficiar la ofrenda a la patrona. Tras una procesión a pie con ramilletes, las festeras y festeros, ataviados con el traje regional, hacen entrega de la Virgen del Carmen a los remeros, quienes esperan en los faluchos y llauds -embarcaciones típicas de levante- para comenzar la solemne procesión por mar. Un momento muy emotivo en que el silencio y la paz, solo se ven interrumpidos por el sonido de los remos en el agua.

Al finalizar la procesión, se reza un responso y seguidamente, se entrega al club de remo de Calpe una corona de flores que será depositada en mar abierto, en memoria de los náufragos fallecidos en la mar…

En Altea, sin embargo, los marineros rinden homenaje a su patrona a través de una procesión marinera en la que la imagen de la Virgen es trasladada en barca por la bahía de Altea a través de un mar plagado de flores. La suelta de patos y la misa de campaña en la explanada completan la celebración.

Y es que la especial devoción que se procesa en la Costa Blanca a la Virgen del Carmen, llena las aguas del Mediterráneo de ofrendas florales y procesiones marineras por casi todos los rincones del levante. Como suele ser habitual en las fiestas de la Comunidad Valenciana, entre los actos y juegos que se llevan a cabo, merecen una mención especial los imponentes castillos artificiales que se ofician al final de las fiestas.

Eventos relacionados