Oltá, la montaña perfecta del senderismo en Calpe y el picnic de toda la vida.

Este precioso monte bautizado Oltá se encuentra justo detrás de Calpe, poblado de árboles típicos de la región y sí, es de esas montañas de toda la vida donde salir al aire libre con bocata en mano.

Porque la Costa Blanca no solo presume de sus espectaculares calas escondidas o extensas playas, también posee pequeños y amables picos desde donde hacerse una mejor idea de la belleza de la terreta.

En este caso, hablamos de Oltá, para los que no la conozcan decir que es una escapada perfecta y distinta que hacer en Calpe; no te roba demasiado tiempo y te recompensa con una grata travesía además de unas vistas inmejorables del municipio levantino.

Nada tiene que envidiar al majestuoso Peñón de Ifach, donde algunos de sus tramos son un tanto resbaladizos y en general es una travesía no apta para aquellos que tengan vértigo. Oltá, con una altura modesta de 587m, se presenta como una dulce ascensión por sus faldas entre pinos hoy en día, pues antaño esta montaña estaba cubierta de encinas pero la industria maderera para los astilleros asoló la vegetación primigenia.

Pasear por sus senderos es entrar en contacto con la naturaleza, no solo la diferente y frondosa vegetación típica mediterránea sino también un gran número de aves que en ella se refugia, en los meses de mayor calor es agradable volver a escuchar el casi extinto sonido de las chicharras y culminar con unas espectaculares vistas al Peñón de Ifach de Calpe.

El monte Oltá forma parte de la Sierra de Bérnia, se trata de una pequeña montaña muy próxima al pueblo de Calpe.
Con los años, Oltá se ha ido ganando entre los locales un buen lugar en los miradores de la zona, y es que si uno sube a la cumbre podrá deleitarse con unas panorámicas maravillosas del Peñón de Ifach de Calpe, la Sierra de Bérnia o la Serra Gelada de Altea hasta el Montgó.

Para ascender hasta lo más alto existe una ruta circular muy bien señalizada en el que podremos encontrar el Pou de la Mola o la Ermita Vella de Sant Francesc, que constituye un merendero ideal para realizar una pausa además, está equipado de mesas, aseos, papeleras, zonas con sombra y agua potable.

Sin duda merece la pena un paseo en la naturaleza y poder contemplar las fantásticas panorámicas que nos ofrece Oltá.

Tipo RUTA / NATURALEZA
Altitud 587 m
Servicios MERENDERO, AGUA POTABLE, ZONA SOMBRA, ASEOS

Entradas relacionadas

Conoce los 5 mejores planes que hacer en la Costa Blanca

5 planes que hacer en la Costa Blanca

¿Se acercan las vacaciones de junio y todavía no sabes qué hacer? Aprovecha para visitar las maravillosas vistas de la Costa Blanca. Tendrás tiempo para disfrutar de sus impactantes vistas desde el mar, así como desde la montaña.

Abahana Villas - Iglesia de San Bartolomé en Jávea.

Iglesia de San Bartolomé

No cabe duda de que se trata de uno de los edificios más característicos de la bella localidad de Jávea. La Iglesia Fortificada de San Bartolomé, construida en estilo gótico isabelino, ha sido declarada "Monumento Artístico Nacional", y la visita es un festín para la vista, al igual que las construcciones circundantes en la tradicional toba despojada de la zona, con su sensación mediterránea.